E-Mail de Contacto:    contacto@lahuertadelmar.cl

La Huerta del Mar, es el nombre que resume al proyecto “Usos y aplicaciones de algas marinas chilenas para consumo humano”, financiado por el Gobierno Regional de Los Lagos, a través del Fondo de Innovación para la Competitividad, FIC 2012 y ejecutado por el Centro Acuícola Pesquero de Investigación Aplicada de la Universidad Santo Tomás Puerto Montt.



Las algas marinas, son los vegetales del mar y han estado por siglos presentes en la alimentación de la humanidad, especialmente en poblaciones costeras, ya que su utilización en alimentación y en medicina es tan antigua, como la propia historia del hombre.

En Chile, los primeros pueblos originarios utilizaron las algas como alimento, medicina y como adornos ceremoniales. Antes de la Conquista, las poblaciones nativas realizaban transacciones de alimentos, incluidas las algas, entre distintas áreas geográficas, lo que se prolongó durante siglos. Este proceso de intercambio de algas por otros productos, fue realizado hasta mediados del siglo XX, sobre todo en la parte sur de Chile.

En la actualidad, las algas marinas siguen siendo parte importantísima de dietas orientales, en la cultura occidental el consumo de algas fue prácticamente relegada de la gastronomía, sin embargo, actualmente existe una tendencia internacional de utilizar algas en platos gourmet.

Los vegetales marinos, constituyen un alimento sano y completo debido a su alto valor nutricional.

Sus innumerables beneficios para la salud, nos motivan potenciar el consumo de cuatro especies seleccionadas para este proyecto, presentes en las costas de la Región de Los Lagos, las cuales son: Carola (Callophyllis variegata), Chicoria de mar (Chondracanthus chamissoi), Cochayuyo (Durvillaea antarctica) y Luche (Pyropia sp.).

Junto con el beneficio que significaría para la salud de la población la incorporación de estos “vegetales del mar”, el proyecto contempla conceptos


como innovación a nivel de producción del pescador artesanal, generando un cambio cultural, agregando valor, capacitándolo, organizando su trabajo y mejorando la calidad de sus productos, con el consiguiente incremento de sus ingresos y calidad de vida. Este punto es de especial interés y se llevará a cabo junto con el Sindicato de pescadores artesanales La Pampina, comuna de Los Muermos, liderado por mujeres.

Por otra parte el proyecto permitirá, que futuros profesionales del área gastronómica de la Universidad Santo Tomás adquieran el conocimiento para incorporar las algas como materia prima en la oferta gastronómica nacional, siendo éste un potente canal de difusión. La iniciativa, se considera integral, ya que se inicia desde la recolección y caracterización de algas, hasta la entrega al consumidor de productos elaborados y sus especificaciones para su preparación.